Primero que todo es importante hacer la diferenciación entre limpieza y desinfección. Por medio de la limpieza se elimina la suciedad de una superficie, pero a simple vista no podemos ver que hay a nuestro alrededor, por lo que la desinfección después de la limpieza es esencial. Una correcta desinfección tiene muchos beneficios, entre ellos: Evitar propagación de infecciones, enfermedades o contagios, generar confianza en el cliente, alargar la vida útil de las instalaciones, utensilios y equipos, prevenir contaminación de…